Diccionario de términos religiosos

Una dura crítica a la religión

Religión. Institución cualquiera para aquellos que no saben pensar por sí mismos.

Iglesia (recinto religioso). Centro de lavado cerebral.

Líder religioso. Vividor, mantenido. Sujeto que come deliciosos banquetes, viaja por todas partes, viste atuendos finos y vive cómodamente —sin trabajar— gracias al dinero aportado por unos feligreses trabajadores pero incautos.

Fanático religioso. Miembro activo de una iglesia o religión. Es incapaz de darse cuenta que está sometido a control mental por parte de su líder (o líderes). Nunca falta a los servicios religiosos de su iglesia. Es obediente a sus líderes, y no los cuestiona. Participa activamente en las actividades proselitistas de su iglesia o congregación. Se esfuerza por dar la mayor cantidad de dinero posible en las arcas de la iglesia, pues cree que así será bendecido.

Iglesia Católica. La empresa inmobiliaria más grande de la Tierra.

Católico. Súbdito del Vaticano que al nacer recibió un rito de iniciación inconsciente llamado bautismo.

Bautismo católico. Absurdo rito de iniciación inconsciente que pretende asegurar súbditos (bebés) para el Vaticano. Al bautizar niños que no tienen capacidad de elección, queda garantizado un cuantioso número de adeptos para esta religión a los que no se les da tiempo de pensar y elegir, y son adoctrinados durante su niñez para que nunca traicionen la herencia religiosa de sus padres. Esto es control mental y una táctica bien tramada de marketing religioso.

Primera comunión. Control mental en progreso.

Vaticano. 1. País europeo que tiene bajo su control el dinero y la ignorancia de mil millones de personas. 2. Estado político-religioso que tiene embajadores en la mayoría de los países del mundo.

Banco Vaticano. Sinónimo de corrupción, lavado de dinero y vínculos con el narcotráfico.

Virgen Madre. La principal deidad de la Iglesia Católica, pues es la “Madre de Dios”. Esta tiene síndrome de personalidad múltiple, pues en sus apariciones “milagrosas” tiene distintos nombres: Virgen de Guadalupe (México), Virgen de Fátima (Portugal), Virgen de Luján (Argentina), Virgen de la Macarena (España), Nuestra Señora de Aparecida (Brasil), Virgen de Lourdes (Francia), Virgen de la Caridad del Cobre (Cuba), Virgen de Loreto (Italia), etc. Y sus rasgos son distintos, pues mientras que la Virgen cubana de la Caridad del Cobre es negra, la Virgen francesa de Lourdes es blanca. ¿Y por qué la virgen cubana no se aparece en Francia o en Alemania? Es curioso también que la Virgen católica sólo se aparece en países donde hay presencia del catolicismo. ¿Por qué no se aparece en Irak para que los rebeldes musulmanes dejen de ser tan malos y le construyan un santuario donde la “veneren”? ¿Por qué en México se apareció después de la llegada de los conquistadores españoles y no antes? Evidentemente, las apariciones de la Virgen católica son fraudes maquinados por la jerarquía de la Iglesia.

Rosario (oración). Una oración idolátrica, blasfema y anticristiana que va en contra de lo enseñado por Jesucristo y sus apóstoles. Es idolátrica, porque rinde culto a la deidad Artemisa (en Roma llamada Diana), pero disfrazada con el nombre de “María”. Es una oración blasfema, porque en las letanías el catolicismo tiene el gravísimo atrevimiento de llamar a su diosa “Virgen Poderosa”, “Madre de Dios”, “Madre del Creador”, “Arca de la Alianza”, entre otros nombres blasfemos. Y es una oración anti-cristiana, porque el apóstol Pablo dijo claramente que el único que intercede por nosotros es Cristo; nadie más (1 Timoteo 2:5). Además, los cristianos de tiempos apostólicos nunca formaron una oración con las palabras que el ángel Gabriel le dijo a la humilde María en Lucas 1:28; no hay evidencia bíblica de repetición o recitación de esas palabras. Ciertamente, la humilde María de los evangelios nada tiene que ver con la Diosa Virgen Católica, la cual siempre es representada como una deidad demasiado gloriosa cargando en sus brazos a un bebé inofensivo.

idolatria catolica virgen imagen blasfemia hiperdulia

México. El segundo país con el mayor número de súbditos del Vaticano (ochenta millones). Estos se caracterizan por ser fervientes idólatras de estatuas, cuadros y estampitas de la Virgen de Guadalupe.

Virgen de Guadalupe. Fraude ideado en el siglo XVI para convertir por las buenas a los indios mexicanos en católicos, y no tener que matarlos. Su nombre original era Tonantzin, la “madre de los dioses”, a quien los antiguos aztecas mexicanos le rendían culto en el cerro del Tepeyac. La Iglesia cambió la morfología y el nombre de la diosa Tonantzin, pero no cambió el lugar donde era adorada.

Día de la Virgen de Guadalupe (12 de diciembre). Día de gran derrama económica para la Iglesia Católica.

Basílica de Guadalupe. El mayor recinto recolector de dinero de México, dedicado a una deidad fraudulenta y ficticia.

Basílica de San Pedro. Opulencia y lujo desvergonzado.

Sacerdote católico. Homosexual de clóset (y homófobico y pederasta).

Pontífice Romano. Político. Jefe de estado del país europeo Vaticano y líder de la Iglesia Católica. El Papa es un sujeto megalómano que se cree infalible; utiliza vestiduras ostentosas, llamativas y distintivas; se autoproclama con títulos arrogantes tales como “Santo Padre”, “Su Santidad”, “Vicario de Cristo en la Tierra”; vive en un impresionante palacio excesivamente lujoso. A la largo de la historia, los Papas se han caracterizado por sus excesos, corrupción y genocidios. Es una figura casi idéntica a la de los emperadores romanos. Las grandes masas de ignorantes católicos gritan, lloran, saltan, corren o se inclinan cuando el Papa pasa delante de ellos, en una clara demostración de idolatría.

Papas de Roma papado francisco juan pablo iglesia catolica vaticano arrogancia altaneria

Papa Francisco. Actual líder del catolicismo. Se caracteriza por predicar la caridad hacia los pobres desde el palacio más lujoso e impresionante de la Tierra. Contradictorio, ¿no? Francisco es una marioneta de la Curia Romana; la caridad que predica es falsa, es puro pose. Se trata de una táctica del catolicismo para evitar el declive de esta institución comercial-político-religiosa, y ganar los adeptos-clientes que ha ido perdiendo a lo largo de los años. Es una forma de limpiar la imagen de corrupción del Vaticano y de la Curia Romana, tratando de impresionar a las personas con un Papa aparentemente caritativo, pero que en su actuar contradice una y otra vez los dichos de Jesucristo en los evangelios.

Papa francisco orando rezando en el suelo
El Papa Francisco orando en el suelo ante la mirada de espectadores, cámaras de fotográficas, cámaras de televisión y medios informativos.

Brasil. El país con el mayor número de católicos en el mundo (120 millones). ¿Puedes imaginar las cantidades estratosféricas de dinero que recibe esta institución provenientes del dinero que 120 millones de católicos aportan cuando asisten a los servicios religiosos? Con semejante cantidad de contribuyentes, el catolicismo es indudablemente la empresa más poderosa del Brasil.

Curia romana. Lobby gay del Vaticano.

Nuncio apostólico. Embajador del Estado Vaticano en los países donde la Iglesia tiene relaciones políticas con los gobiernos. Además, se encarga de vigilar que la Iglesia Católica de cada país esté alineada con la autoridad y las reglas de los Papas, sucesores de los emperadores romanos.

Pederastia. Parte intrínseca y fundamental de todo clérigo católico, desde sacerdotes hasta miembros de la Curia romana.

Antisemitismo. El odio hacia los judíos que la Iglesia Católica sembró siglos antes de que fueran exterminados por Adolf Hitler. En el año 1215, el Papa Inocencio III celebró el Cuarto Concilio de Letrán en el que ordenó que los judíos vivieran en barrios separados (guetos) y llevaran una insignia en sus ropas para poder ser identificados fácilmente. Las Cruzadas y la Inquisición se establecieron para combatirlos. Hitler sólo copió las técnicas que el catolicismo empleó para segregar, desterrar o matar a los judíos. En lo que tiene que ver con el mayor genocidio del siglo XX, la Iglesia Católica es la autora intelectual y el nazismo el autor material.

Iglesia evangélica/pentecostal. Negocio genérico disfrazado de religión donde el nombre de Jesús es un producto mercantil sobremanera explotado para el beneficio económico de unos cuantos. No se trata de una institución, sino cientos —o miles— de instituciones independientes una de la otra, la mayoría fundadas en Estados Unidos. Mientras que la mayoría de los feligreses de este tipo de iglesias son de clase trabajadora, los altos líderes llevan una vida de comodidades.

Diezmo. 1. Robo flagrante con plena aprobación de la persona estafada. Los líderes religiosos lo exigen “bondadosamente” utilizando como excusa pasajes bíblicos del Antiguo Testamento. 2. Impuesto religioso que el feligrés paga para comprar su salvación y para sentirse aceptado por Dios.

Pastor evangélico. Parásito explotador que supuestamente hace “milagros” y “obras de sanidad” para obtener hasta el último centavo de los incautos feligreses. Es un charlatán, un maestro del engaño que utiliza un habla exageradamente efusiva y altisonante para lograr conmover a sus oyentes.

Feligrés evangélico. También llamado “cristiano evangélico”; es una persona que está sometida a un fuerte control mental por parte de su líder, cuyo fin es la obtención de dinero fácil. Aunque un feligrés evangélico por lo general es una persona buena y honesta, es ante todo un fanático religioso que busca extender los dominios de la iglesia a la que pertenece, pues ilusamente cree que Jesucristo bendice el negocio religioso del líder (pastor).

Obras de sanidad. Montajes perfectamente planeados que muchos pastores evangélico-pentecostales realizan públicamente en actos masivos. Son actos fraudulentos realizados con actores, personas que fingen ser una persona más del auditorio, quien supuestamente está enferma y la invitan a pasar al estrado para que el pastor haga gala de supuestos poderes.

Testigos de Jehová. Repartidores obstinados de libros y revistas que contienen interpretaciones erróneas de la Biblia. Ejemplos: La Atalaya y ¡Despertad! Esta religión se caracteriza por producir una cantidad excesiva, abrumadora, de libros, revistas, folletos, tratados, CDs y DVDs; a todo esto le llaman “alimento espiritual”. No es extraño que por estos excesos, los testigos de Jehová padezcan ahora de una “indigestión espiritual”.

Iglesia Luterana. La primera iglesia protestante que también persiguió a muerte a quienes disentían de ella. Quemó vivos a cristianos y herejes. Es también maestra del odio hacia los judíos. Reprobaba la venta de indulgencias del papado romano, pero adoptó la práctica de cobrar diezmos y ofrendas a sus feligreses. Conserva las doctrinas fundamentales del catolicismo, así como las vestiduras litúrgicas de sus obispos.

Iglesia La Luz del Mundo. (Negocio familiar). Religión de tipo pentecostal que tiene fuertes nexos con un partido político (PRI) en el estado de Jalisco (México). Su líder, Samuel Joaquín Flores, es acusado de abusar sexualmente de mujeres y hombres integrantes de esa religión. Ese individuo también es un megalómano y ególatra,  a quien sus feligreses le rinden actos de idolatría. En esta religión no se celebra la Navidad, pero sí se celebra el nacimiento de Samuel  Joaquín Flores cada 14 de febrero, fecha en que miles de feligreses se reúnen en el Templo Sede para cantarle alabanzas y dedicarle palabras maravillosas. Ahora muerto, su hijo Naasón Joaquín García le sucedió en el cargo de “Apóstol de Jesucristo”. La megalomanía también lo domina, pues se hace llamar “Santísimo Apóstol” y “El Excelentísimo”. Afirma que son bienaventurados los que le ven el rostro. El control mental ejercido sobre los miembros de esta religión ha servido para hacer de La Luz del Mundo un gran negocio.

naason joaquin garcia idolatria luz del mundo

Iglesia Universal del Reino de Dios “Pare de sufrir”. Máquina recolectora de dinero, de origen brasileño. Su líder es el obispo pentecostal Edir Macedo, que además es dueño de la cadena de televisión Record, la segunda mayor de Brasil.

Iglesia Adventista del Séptimo Día. Empresa religiosa originada en Estados Unidos que está fuertemente obsesionada con el día sábado. Pero mayor es su obsesión por el dinero. Las reuniones religiosas de esta Iglesia inician con la recolección de diezmos y ofrendas; no vaya a ser que a los feligreses se les olvide y se vayan sin pagar su cuota por ser miembros.

Fraternidad Cristiana de Guatemala. Una denominación evangélica cuyo dueño y fundador es Jorge H. López. Este es un hábil charlatán que explotando el nombre de Jesús ha sabido sacar dinero a personas incautas en un país inmerso en la pobreza. Al igual que en el catolicismo, a ese pastor evangélico le encanta llevar una vida de comodidades y construir templos gigantescos (a la manera de la Basílica de San Pedro en Roma) para mostrar el poderío económico de su religión. De hecho, el Mega Fráter es el templo más grande de Centroamérica. (Imágenes más abajo).

Iglesia Cristiana Ríos de Vida. Una denominación evangélica colombiana dirigida por el pastor Miguel Arrázola, cuyo individuo ha sido denunciado públicamente por percibir ganancias por más de 200 millones de pesos colombianos cada mes, producto de los diezmos cobrados a sus incautos seguidores. (Ver video)

Ministerio Voz de la Luz. Negocio evangélico familiar a cargo de la autoproclamada “profeta” Ana Méndez Ferrell, con presencia en Florida (Estados Unidos) y algunas regiones menores de México. Como todo pastor evangélico, esta mujer sólo se dedica al control mental de sus feligreses para obtener grandes cantidades de dinero. (Ver video)

Iglesia Casa de Dios. Negocio familiar a cargo del pastor Cash Luna, un charlatán que hace milagros y obras de sanidad y que ha amasado grandes cantidades de dinero que ha sabido sacar de sus seguidores que lo ven como un dios, en el país guatemalteco. De hecho, ese individuo lleva el cinismo en el nombre, “Cash”… dinero.

Ministerio Creciendo en Gracia. Religión neopentecostal fundada por José de Jesús Miranda, un individuo que se autoproclamaba “Jesucristo Hombre” y sus feligreses lo llamaban “Papi Dios”. Se le conocía por fumar públicamente, tomar whisky, y su gusto por los casinos y sitios nocturnos. Esta religión con líder extravagante es una máquina más de recolectar dinero.

Transubstanciación. En la “eucaristía”: acto mágico en el que el sacedorte católico, durante la “misa”, cree que tiene el poder para sacar a Cristo del cielo, convertirlo literalmente en hostia y vino, para inmediatamente después el católico comulgante se trague a Jesús entero, “con su sangre, cuerpo, alma y divinidad”. Esto sólo ocurre en el mundo fantasioso e imaginario de la Iglesia Católica. La doctrina de la transubstanciación es producto de la teología retorcida y antibíblica de la Iglesia Católica. ¿Un ser humano puede tragarse el alma y la divinidad de Jesús? La transubstanciación es, ante todo, una blasfemia en contra del Hijo de Dios.

Trinidad. La doctrina central del catolicismo y del protestantismo, pero una doctrina desconocida en el cristianismo. No es una enseñanza apostólica, pues su principal promotor e impulsor fue un emperador romano. No es un “misterio”; es un complicado y contradictorio dogma humano. No es una doctrina que “esté más allá de la razón humana”; es contraria a la razón humana. En la Biblia no aparece la palabra “Trinidad”; tampoco aparecen las frases “Dios Hijo”, “Dios Espíritu Santo”, “Dios Encarnado”, “Dios hecho hombre”, “Dios y Hombre a la vez”, “Tres en Uno”. Los términos filosóficos “sustancia”, “consustancial”, “hipóstasis” o “unión hipostática” son absolutamente ajenos a la Biblia. No existe ni un solo versículo bíblico que afirme que hay tres personas que sean “co-eternas” y “co-iguales” y que las tres coexistan en un sólo Dios. Tampoco existe versículo bíblico alguno que diga que los cristianos adoran o dan gloria al “Espíritu Santo”.

Patriarca de Constantinopla, líder de las iglesias ortodoxas orientales. ¿Con esa clase de vestimentas puede considerarse “representante de Jesucristo”? De ninguna manera.

Patriarca de Constantinopla Bartolomé. Líder de las iglesias ortodoxas que se ostenta con títulos arrogantes y altivos como “Su Toda Santidad” y “Arzobispo de Constantinopla, Nueva Roma y Patriarca Ecuménico”.

Templo católico. 1. Centro dedicado a la idolatría. 2. Derroche de lujo: oro y mármol.

Catequista. Zombi/robot programado.

Reliquias. Trozos de piel, huesos, sangre, uñas, pelos o prepucios, extraídos de cadáveres de supuestos santos, que el católico idolatra como medios para “acercarse a Dios”.

“Santa” Inquisición. El terror que duró 800 años ideado para perseguir y matar a cristianos, judíos, herejes, brujas o cualquier opositor del catolicismo. La Iglesia Católica se mostró homicida, psicópata y sanguinaria.

Dinero. El dios de los líderes religiosos. El motivo y razón de ser de todas las religiones.

Santos católicos. Jungla de semi-dioses que supuestamente tienen poderes para escuchar, guiar o bendecir a los humanos. El catolicismo tiene siete mil “santos” reconocidos. Como en esta religión Jesús es incapaz por sí solo de interceder ante Dios por los humanos, estos “santos” le ayudan a Jesús en su labor. Claro, los “santos” católicos sólo existen en el mundo imaginario e inexistente de la Iglesia Católica.

Canonización de santos. Acto que pretende blanquear la imagen de podredumbre del catolicismo, para dar la imagen de una religión buena de personas llenas de “santidad” a las que se puede usar como intercesores. El catolicismo es un sistema que ha hecho más mal que bien a la humanidad; y su historial de corrupción, genocidios, robos y saqueos, son hechos indiscutibles que echan por tierra su lado bondadoso. Esta es la razón por la que canoniza “santos” (en la realidad, fictios).

Emperador Romano Constantino. El fundador de la Iglesia Católica Romana.

Biblia. Libro sagrado en el que los feligreses creen, pero los líderes religiosos no.

Nuevo Testamento. Sección de la Biblia que contiene las enseñanzas de Cristo en los evangelios y las cartas que los apóstoles escribieron a las comunidades cristianas primitivas. Todos estos escritos son fundamento para el cristianismo.

Cristianismo. Movimiento mundial invisible, —no institucional, no clerical, no litúrgico, no eclesiástico— cuyo único líder, Pastor y Sacerdote es Jesucristo; nadie más. Está conformado por personas de todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas; nadie sabe cuántos son. El cristianismo no necesita diezmos, ofrendas o limosnas, ni un solo centavo para sostenerse. No posee edificios lujosos; tampoco propiedades, ni cuentas bancarias. No pide dinero a nadie por predicar el evangelio de Cristo. Los tesoros del cristianismo son celestiales. El cristianismo no sigue una dirección centralizada en la Tierra, porque su líder vive fuera de este mundo. En oposición al cristianismo, está esencialmente el catolicismo; luego el protestantismo y las iglesias evangélicas; así como la Iglesia Adventista, la Iglesia Mormona, los testigos de Jehová y todas las iglesias establecidas como instituciones religiosas.

María (madre de Jesús). Una mujer humilde y altamente privilegiada que tuvo el honor de ser madre de Jesús por nueve meses. Ciertamente se le concedió este gran privilegio por tener una conducta de rectitud, conducta digna de ser imitada por todos nosotros. Es seguro que ella murió siendo fiel a Dios. No existe ni un sólo versículo bíblico que sugiera que esta mujer tenga poderes para observar, escuchar o ayudar a los seres humanos; no posee poder alguno; no es omnipotente.

María Magdalena. Una de las seguidoras que Jesús tuvo durante sus tres años de ministerio. Algunos han sugerido la idea de que ella fue esposa de Jesús y que hasta engendraron una hija. Tales afirmaciones se basan en tradiciones y especulaciones sin base, pues en ninguno de los cuatro evangelios se sugiere tal idea; tampoco existe ninguna evidencia en las cartas de los apóstoles Pablo, Pedro, Santiago o Juan. El hecho de que tras su resurrección Jesús se haya aparecido primero a María Magdalena refleja que la tenía en alta estima y que valoraba todo lo que ella hacía por asistirlo durante su ministerio terrestre. Jesús vino a la Tierra a hacer la voluntad de su Padre celestial, no a buscar una mujer con la cual casarse. (Lucas 4:43).

Espíritu santo. Es la fuerza y poder de Dios, la cual, en el lenguaje figurado de la Biblia, a veces es personificada, como por ejemplo hablar. Sin embargo, nunca dialoga o mantiene una conversación con nadie; tampoco nunca se invita a los cristianos a darle gloria, como al Padre o al Hijo. Es una fuerza sin voluntad controlada por Dios mismo, no una persona.

Pan y vino. Símbolos inertes que representan el cuerpo y la sangre de Jesús respectivamente, ofrecidos una vez para siempre el día que él murió. Jesús mandó que se conmemorara la cena que él instituyó al lado de sus apóstoles. La santa cena, o conmemoración, no es un rito místico ni un sacramento. Todo cristiano que tenga fe en Jesús tiene que comer estos símbolos. El que no los come, no tiene vida eterna. (Juan 6:56).

Oración. Acto de comunicación que el ser humano establece con Dios a través del nombre de Jesús. Una oración es un acto de adoración en el que el cristiano pide a Dios ayuda para superar o afrontar sus problemas, o para dar gracias o bendecir al Dios Todopoderoso. Jesús enseñó que las oraciones deben ser íntimas y espontáneas, es decir, deben salir del corazón. (Mateo 6:6-8). Por lo tanto, una oración nunca debe ponerse por escrito, ni debe ser ensayada ni memorizada; no debe ser repetitiva, altisonante, gritada, pública o espectacular para impresionar a los demás. El hacer esto va en contra de lo que Jesús enseñó. El único Ser que intercede y aboga por nosotros ante Dios el Padre es Cristo mismo; él no necesita ayuda de nadie para llevar a cabo su labor. (1 Timoteo 2:5).

Oración del Padre Nuestro. Una oración de ejemplo, que nos sirve de indicativo sobre qué debemos pedir. No es una oración para repetirla o para recitarla una y otra vez, porque las palabras en una oración deben salir del corazón.

  • “Más al orar no digas las mismas cosas repetidas veces” (Mateo 6:7).
  • “No te des prisa en hablar, ni se apresure tu corazón a proferir palabra delante de Dios. Porque Dios está en el cielo y tú en la tierra; por tanto sean pocas tus palabras” (Eclesiastés 5:2,3,7).
  • “Mas cuando se dieron cuenta de que era judío (el apóstol Pablo), un clamor se levantó de todos ellos, gritando como por dos horas: ¡Grande es Diana de los efesios!” (Hechos 19:34).

Jesucristo. El Hijo de Dios y el único intercesor entre Dios y los seres humanos. De todos los seres creados por Dios, Jesús es el ser más grande y glorioso del universo. Él bajó a la Tierra, predicó su mensaje maravilloso durante tres años, y estuvo muerto por tres días, para liberación eterna de todos aquellos que viven de acuerdo a las enseñanzas de Jesús. Él es un ser real, vivo, poderoso, capaz de dar vida a quien él quiera, porque es un juez santo y perfecto. Es el representante por excelencia de Dios el Padre.

Dios el Padre. El Dios de Abrahán, Isaac y Jacob; el Dios de Jesucristo; el Dios de los cristianos; el Dios de la humanidad. Él es el Creador de todas las cosas. Él nunca ha sido visto por ningún ser humano, porque su gloria es más resplandeciente que todas las estrellas juntas. No existe persona más grande en el universo que Dios el Padre; no hay nadie que pueda dañarlo o retarlo, porque Él es Todopoderoso, Omnipotente. Algunos lo llaman Yavéh, otros Jehová. Jesús siempre se dirigió a él como “Padre” o “mi Padre”. Dios no muere nunca, es indestructible. Su poder y grandeza escapan a la comprensión humana.

Anuncios

3 comentarios en “Diccionario de términos religiosos

  1. Voy a pedirle a Dios, para que páginas como éstas vayan desapareciendo, porque todo lo que viene del mal acaba mal. No es posible que en medio de tanta gente que trabaja por el bien, la nobleza, la solidaridad y la verdad hayan personas como ustedes hermanos sembrando odio y división. ¡Basta de fanatismos! ¡Pensá! Dios no quiere más maldad. La Iglesia Católica seguirá existiendo por los siglos de los siglos porque así lo ha querido, lo quiere y lo querrá nuestro Padre Dios.

  2. Ya nos estamos acostumbrado a las agresiones en contra de ciertas religiones (¿ya leíste el artículo Porque existe tanta maldad?). Por ello no se me hace extraño que no se toque el tema de los judíos, sus creencias y sus aberrantes deformaciones de la Ley.
    Por supuesto, conforman el mayor poder mundial económico, mediático e ideológico.

  3. Hola, Amigo:

    Me interesa mucho lo que escribes. Me recuerda todas las inquietudes que tenía con respecto a las religiones.
    Soy hijo de padres cristianos, y recuerdo que la mayoría de las veces les presentaba estas inquietudes a mis padres (como una respuesta a la pregunta “y tú, ¿por qué no vas a la iglesia?”; pero, más bien, como una búsqueda desesperada de la anhelada respuesta). La mayoría de las veces terminaba o llorando o sosteniendo las lágrimas. Recuerdo, también, que, en reiteradas ocasiones, antes de dormir, me tapaba con las frazadas hasta la nariz y comenzaba a llorar e invocaba al “Creador” en voz muy baja y sollozando, pidiéndole que, si me podía ver, me dijera algo. Tenía la urgente necesidad de saber si este “Creador” estaba realmente interesado en su “creación” y, por consiguiente, en mí; quería saber si yo le importaba. Recuerdo, también, que tenía mucho odio hacia la “institución religiosa” a la que asistían mis padres: la Iglesia Evangélica Pentecostal; al igual que tú, pensaba que era un sucio negocio.
    Hoy soy feliz. Cristo me permitió conocerle.
    Ten fe. Dios es bueno, y no le agrada el sufrimiento ni la injusticia, TE LO ASEGURO.
    Si estás queriendo entender a Dios, estás en el camino correcto. La Biblia dice: “y me buscarán y me encontrarán, porque me buscarán de todo su corazón” (Jer 29:13).
    Dios te ama y anhela que puedas conocerle, anhela hacerte entender que Él es bueno (y bueno en extremo). Pero para eso debes humillarte, reconocer tu condición. Haz una oración sincera delante de Él, dile que te gustaría entenderlo, pídele que Él se te revele. Si lo haces con sinceridad, y de todo corazón, funcionará; cuéntela a Dios el anhelo que tienes de conocerle. Confiésale las maldades de tu corazón (¿Nunca has sentido envidia, por ejemplo?) Recuerda que Él es santo y tres veces santo (lee Isaías 6:3) y como es santo, odia el pecado (pero confía, te ama, recuerda la cruz). Si quieres conocerle, debes perseverar ( lee Juan 8:31-32 y observa que habla de “permanecer” o “perseverar”).
    Todo esto te lo cuento con un testimonio vivo. Te invito a vivirlo porque yo lo estoy viviendo (después de vivir algo muy similar a lo que, por lo que has escrito, entiendo que estás viviendo; el mismo anhelo).
    Ojalá encuentres lo que estás buscando.
    Que Dios (que en este mismo momento debe estar mirándote con ojos de ternura) te bendiga y te dé paz.

    Me gustaría seguir hablando contigo. Me interesa mucho tu causa. Te dejo mi correo: israel.geraldo@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s